4 ago. 2009

OPERADORES LOGÍSTICOS: CÓMO OPTIMIZAR EL USO DE TECNOLOGÍAS EN LOS NEGOCIOS

Las empresas de logística y distribución, en la actualidad, están abarcando cada vez más operaciones a nivel global, lo que les exige mejorar y optimizar el alcance de sus operaciones, sus relaciones con proveedores y clientes. La pregunta que se hacen es, "¿Por dónde empiezo?"

La cadena de suministro está tornándose cada vez más compleja y las empresas de distribución mayoristas están experimentando gran presión, tanto de los proveedores como de los clientes para ofrecer valor agregado -un requisito fundamental en un ambiente sumamente competitivo-. Las empresas de logística luchan constantemente para balancear el costo y la demanda de los clientes sin impactar negativamente los márgenes de ganancia. A medida que luchan para eficientizar la cadena de suministro, deben considerar el rol que juega la tecnología en permitir estrategias competitivas como la globalización y consolidación.

Aunque la globalización ofrece nuevas oportunidades, también agrega complejidad a la cadena de suministro. La consolidación, ya sea a través de fusiones y adquisiciones o alineación con otras empresas para formar grupos de compras, permite a las empresas, rápidamente, escalar para mejorar su participación del mercado pero, frecuentemente, provoca redundancias en toda la organización recién formada.

Tradicionalmente, compartir los datos de productos y clientes entre el proveedor y distribuidor tomaba tiempo y trabajo y, como éste era un proceso manual, frecuentemente, existían faltas de precisión en los datos, e información desactualizada. Además, el personal de una organización recién formada, como resultado de un crecimiento por consolidación, puede no estar utilizando las mismas herramientas de reportes y, por lo tanto, cuentan con procesos dispares que pueden provocar ineficiencias operacionales en la cadena de suministro.

Como parte de su estrategia de negocios general, las empresas de logística y distribución deben considerar el uso de soluciones que ofrezcan una mejor visibilidad operacional, además de la demanda de toda la organización, que les permita tomar decisiones, estar mejor informados durante las actividades de crecimiento, como expansión del mercado y de los clientes.

La visibilidad operacional precisa más que una bola de cristal

Muchos operadores, especialmente aquellos que han pasado por una adquisición, no cuentan con una visión completa de sus inventarios. El crecimiento que muchos operadores han experimentado, ha producido muchos inventarios individuales y un sobre stock que, frecuentemente, se traduce en mayor tiempo en el canal de suministro, creando un gasto del flujo de capital en toda la organización.

En este ambiente, los operadores necesitan visualizar sus iniciativas de crecimiento y el performance de su revenue en términos de rentabilidad, garantizando que la producción del revenue sea positiva en flujo de capital.

La tecnología puede generar una nueva organización combinada con una visión completa de todas las operaciones, un valor considerable si la organización esta operando en silos o cuenta con distintos niveles de sofisticación entre los departamentos, categorías o entre distintas áreas geográficas. La visión completa, permite que las organizaciones de logística y distribución puedan maximizar el performance de sus inversiones de capital, eliminar las redundancias del inventario, lograr un mejor entendimiento de los costos de suministro, nuevas demandas a los clientes y calcular con precisión cuáles son las demandas.

Cómo impulsar el performance del negocio con un espejo retrovisor

Al analizar su propio performance corporativo y el de la competencia, las empresas de logística y distribución pueden determinar dónde deben ir analizando el pasado, y por sobre todo, cómo, cuándo y dónde se logro el mayor retorno de la inversión del capital invertido.

El uso de herramientas matemáticas para conocer el performance histórico, permite a las empresas lograr una mayor visibilidad de su cadena de suministro. Esto es especialmente útil para operadores que han adquirido una empresa y que los ayuda a capturar una predicción de sus operaciones expandidas y orientar las compras del inventario.

Hasta los operadores que venden en un nuevo mercado en la otra punta del planeta pueden utilizar el pronóstico histórico para determinar la demanda. Pero, los operadores deben conocer que la aplicación requiere que cuente con poderosos algoritmos para calcular la demanda del nuevo mercado.

Por ejemplo, una empresa puede evaluar su historial de ventas a nivel macro, determinando que el año pasado se vendieron $20M de cables y $40M de semi conductores. Basándose en una meta de crecimiento de un ocho por ciento este año, pueden asumir un plan que, simplemente, aumente la cantidad del inventario vendido en un 8 por ciento. Esto no es una forma correcta de hacer la gestión de inventario; ni hablar de la demanda real de estos ítems.

Por medio de la tecnología, las empresas de distribución cuentan con datos costomizados por cuenta, región o proveedor de lo que la demanda será de una pieza especial del inventario considerando el historial del producto. Éste, tiene en cuenta la estacionalidad, cuánto tarda el proveedor en fletar el producto, y las características de compra del proveedor para ese producto.

Estrategia para limitar el riesgo

A medida que los operadores logísticos crecen, también aumenta la complejidad de sus inventarios. Nuevos inventarios significan nuevas fuente con requisitos propios y, frecuentemente, nuevas reglamentaciones. Las empresas de logística y distribución que buscan una ventaja competitiva deben identificar estrategias que los ayuden a resolver estas complejidades y los datos finales.

Los operadores logísticos y de distribución que expanden sus negocios -ya sea a nivel mundial o nacional-, enfrentan distintos desafíos y riesgos involucrados en la gestión de los inventarios recién incorporados. En un esfuerzo para mitigar los riesgos asociados con las fuentes globales, los operadores han empezado a utilizar cálculos de compras completos y distintas fuentes. Esta estrategia permite a los operadores encontrar el mejor producto, del mejor proveedor, al mejor costo, y con un nivel de confiabilidad que garantiza que los niveles del inventario cumplen con las demandas del cliente.

Las distintas fuentes les permiten a los operadores utilizar el proveedor que tenga un menor costo y con mejores tiempos, debido a la ubicación geográfica, utilizar parte del inventario de un proveedor geográficamente mas cerca, y de esta manera disminuir los riesgos. Sin embargo, en un esfuerzo para manejar la ecuación del riesgo en general y garantizar que el cliente recibe el producto que necesita en un tiempo razonable a un costo lógico para ellos, los operadores se enfrentan con que la administración de fuentes distintas puede traer gastos más altos.

Soluciones específicas para cada negocio, hacen la diferencia

Las presiones económicas fuerzan a los operadores a ser más agresivos en búsqueda de una mayor porción del mercado, extendiendo sus organizaciones a regiones geográficas nuevas y apuntando a nuevas industrias. Los modelos de negocios actuales están diseñados para servir al crecimiento con mayores inventarios, mejor servicio al cliente y servicios de valor agregado. Esto expande la organización de un operador, incluyendo la eficiencia de sus operaciones, su rentabilidad y, finalmente, su posibilidad de generar flujo de capital. Los operadores necesitan garantizar que las estrategias adoptadas están dirigidas a lograr mayor revenue o mejorar la competitividad en el mercado y que no se adoptan a riesgo de limitar la rentabilidad.

Entonces ¿por dónde empieza el operador cuando debe elegir la mejor tecnología para resolver sus principales problemas? Primero de todo, el operador debe saber que, sea donde sea que hace su negocio tanto en el mundo como en el país, sus cadenas de suministro se volverán cada vez más complejas, haciendo que la gestión de la cadena de suministro y del inventario sea cada vez más critica para mantener los márgenes de ganancia. Con este principio, los operadores pueden, entonces, identificar una buena estrategia de tecnología para satisfacer sus metas específicas en el negocio conforme a sus planes de crecimiento.

Los operadores que trabajan para aumentar la eficiencia de sus negocios junto con la disminución de costos, necesitan una planificación y ejecución eficiente de la cadena de suministro junto con prestaciones para el planeamiento de la demanda (de manera de poder distinguir y diferenciarse de la competencia). Además, los operadores pueden mejorar el movimiento del inventario en forma considerable por medio de la cadena de suministro, disminuyendo días de inventario y mejorando el revenue, integrando proveedores y clientes de manera de compartir el forecast y la información de la demanda.

Es importante para los operadores comprender que en cualquier etapa que se encuentren de sus iniciativas de crecimiento, la tecnología juega un rol crítico en permitir que las empresas capitalicen sus actividades. Al contar con mayor visibilidad de las operaciones de la empresa, la tecnología les permite tener el ROI mas rápidamente, aumentar la eficiencia y mejorar el servicio al cliente.

Por Jose Cavoret, Director Canales, Infor Cono Sur

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios. Nos serán muy útiles para mejorar nuestros contenidos.