1 dic. 2011

La simplicidad es la sofisticación definitiva.

En esta frase del gran inventor, científico, y artista Italiano Leonardo Da Vinci, se resume todo lo que las empresas, y hasta los seres humanos podríamos ponernos como objetivo: “hacer las cosas simples”.
Los clientes buscan cosas simples, desde luego adecuadas a sus requerimientos, pero de fácil uso y entendimiento.
Claro ejemplo es el de la tecnología de largo consumo, donde el mercado se está orientando hacia dispositivos con interfaz de tipo “humana”, así que los teléfonos y las computadoras personales se vuelven “touch”, los videojuegos ya no necesitan de joystick, etc. Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios. Nos serán muy útiles para mejorar nuestros contenidos.